Valoración datos del paro marzo

Versión para impresiónVersión para impresión

Datos del paro mes de marzo

El paro registrado en Extremadura en el mes de marzo aumenta en 455 personas (+0,48%), siendo el número de personas desempleadas en nuestra región un total de 94.275.

El descenso es de 17.680 personas desempleadas menos que el mismo mes del año 2021, reduciéndose en un 15,73% menos.

El paro este mes de marzo es peor que el del año pasado, donde se dio un descenso de 1.533 personas, debido al impacto de la crisis sanitaria. Así, se aprecia que los efectos de la inflación al alza, la guerra de Ucrania y la escasez de suministros por las presiones del transporte, están teniendo un mayor impacto en los dos sectores más intensivos en Extremadura: la agricultura y la construcción que originan un efecto arrastre en determinadas actividades industriales de la Región.

La nota positiva se sigue encontrando entre los parados de larga duración que vuelven a bajar (en 1.125 en el mes y en 20.927 en el año), situando su total en 35.250. Esta cifra sigue siendo con la que contaba Extremadura en 2009.

Las contrataciones se han visto repuntadas en Extremadura tras tres meses de descenso, firmando 40.176 contratos al mes, un 6,82% más que el mes anterior y un 1,08% en el año anterior. Registramos un crecimiento mensual de contratos indefinidos +100% e interanual de 138%, mientras que la temporalidad cae un 5,4% mensual y 12,75% anual. Como resultado de la reforma laboral se alcanza el hito más alto de la serie en Extremadura donde el índice de contratos indefinidos sobre el total se ha ubicado en marzo de 2022 en el 21,59%.

Los tres sectores de agricultura, industria y construcción fueron los que peor se comportaron respecto a 2021, marcando una evolución negativa de la tasa de paro este mes de 2022.

Destacar que la mayoría de los sectores recogen incrementos, excepto el sector Servicios, que reduce sus desempleados en 621 (-0,94%) este mes de marzo 2022, debido al comportamiento de la Administración Pública (-504), comercio (-66), servicios personales (-60) y turismo (-58).

En la Construcción, se observa una subida llamativa (+420, +5,77%), por los problemas de suministro que está sufriendo, mientras que el año anterior bajaba los desempleados en 581. Las actividades más afectadas son: la construcción de edificios con +232 y las actividades profesionales con +172.

A continuación, se sitúa el sector de la Agricultura, con un aumento de +233 (+2,16%), por el retraso de las campañas a partir de los estragos del transporte.

La Industria experimenta un incremento de +117 en su desempleo debido a la peor evolución de la industria agroalimentaria, la cual recoge los mayores incrementos (+126) y la fabricación de productos metálicos (+45).  Este mes también aumentan las personas sin empleo anterior en 306 (-6.38%).

VALORACIÓN DE LOS DATOS DESDE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO.

Es importante fijar siempre la atención en la evolución de los datos del movimiento laboral a partir de una perspectiva de género, donde en el mes de marzo de 2022 cabe destacar que como consecuencia de los estragos por los problemas de suministros a causa de la presión del transporte que han generado mayor desempleo en el sector de la construcción y la agricultura, sectores característicamente masculinizados. Por tanto, este mes los datos no han seguido la sintonía del mes anterior, siendo en este caso en las mujeres en quienes ha recaído la totalidad del descenso en -473; que se deben a los sectores públicos regionales, mientras que todo el crecimiento de desempleo lo recogen los hombres con un +928.

En cuanto a la evolución anual, el descenso del desempleo impacta en mayor medida a las mujeres (-10.157) que a los hombres (-7.523).

Pese a estos datos llamativos, no podemos olvidar cómo sigue manteniéndose una mayor proporción de paro en las mujeres que en los hombres en la región representando éstas más de la mitad del paro total en Extremadura.

El número de trabajadores y trabajadoras con contratos indefinidos se ha visto incrementado un 100,74% (+4.353), para un total de 8.674 en el mes. Por el contrario, se da un descenso del 5,37% en los contratos temporales, bajando en 1.787.

Negativamente afecta una persistencia de 4 de cada 10 contratos siguen siendo menos de 15 días influidos por la representatividad del empleo temporal en Extremadura, pese a tener un buen índice las contrataciones indefinidas.

Para UGT, entre las políticas que necesitan promover el empleo y requieren una fuerte asignación de recursos, se necesitan políticas activas de empleo para acabar con el alto desempleo, especialmente el de larga duración que toma gran carácter junto con la precariedad estructural determinando nuestro mercado laboral.

Hasta el día 31 de marzo no entró en vigor la nueva regulación sobre los contratos temporales, los contratos formativos y los fijos discontinuos establecidos por la reforma laboral. Es a partir de ahora cuando los cambios legales comenzarán a tomar forma real y cumplirán el papel prometido (como ya avisamos con anterioridad). Siendo necesario siempre trasladar todos los cambios a la negociación de los convenios colectivos y al día a día de las empresas, pues es fundamental una evaluación continua que permita testar la efectividad para de este modo poder garantizar el cumplimento de los mismos.

Recalcar que, por lo tanto, a partir de este 31 de marzo de 2021, las empresas:

  • No podrán realizar ninguna contratación por obra y servicio.
  • Sólo podrán utilizar dos tipos de contratos de duración determinada.

Por tanto, la reducción de la tasa de temporalidad es un objetivo evidente e ineludible de esta reforma y su consecución será la medida del éxito de la misma.

Pese a las buenas alternativas que nos plantean los cambios venideros, los salarios en convenio no están creciendo de manera acorde a la situación económica y aunque en enero de 2022 se pactó una subida salarial del SMI, se queda muy por debajo ante la incesante subida de precios que se está produciendo a día de hoy en nuestra sociedad. Subidas que traen consigo necesidades recurrentes en todos los trabajadores y trabajadoras que siguen viendo desmejorada su calidad de vida. Es una situación clave para afianzar la reconstrucción económica ante la incertidumbre provocada por la guerra en Ucrania, desde UGT seguimos insistiendo en que la patronal y los sindicatos alcancen un nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva.