Valoración datos del paro

Video Principal: 
Versión para impresiónVersión para impresión

Valoración datos del paro del mes de abril 

UGT Extremadura valora positivamente que se comiencen a notar los efectos de la reforma laboral.


El paro registrado en el mes de abril de 2022 desciende en 3.841 personas, siendo el número total de personas desempleadas en nuestra región un total de 90.884. En términos de variación anual el descenso es de 18.806 personas desempleadas menos que el mismo mes del año 2021, el desempleo por tanto se reduce en Extremadura en un 17,26%.


Extremadura consigue en este mes de abril tener un número de parados registrados más bajos desde el año 2008. La buena marcha del empleo se debe gracias a la reforma laboral, a pesar de los diversos acontecimientos ocurridos a lo largo del mes. Los datos de desempleo de este mes proporcionan la mayor caída anual en un mes de abril en la región en toda la serie, con 7.021 desempleados menos que en abril del año 2019, año de referencia previo a la crisis pandémica provocada por la Covid-19; para poder realizar una comparación indiscutible. A pesar de los efectos de la coyuntura internacional sobre los problemas económicos, las cifras de desempleo conocidas hoy continúan mostrando una tendencia positiva en el empleo y la creación del mismo.


Como resultado destacable, se comienzan a notar los ansiados efectos de la reforma laboral aprobada que ha logrado alcanzar una evolución en las contrataciones indefinidas, con el 46% de contratos firmados con carácter indefinido en el mes de abril 2022. Los datos muestran un crecimiento mensual de 227 del total de contratos indefinidos. No obstante, el 66% de ellos, son fijos discontinuos, dato que debemos hacer un seguimiento en los próximos meses. Otro de los efectos positivos de la aplicación de la reforma es la reducción de la contratación temporal que cae tanto en el mes con -9.585 como en su evolución anual con -19.987, estimulando la caída de la contratación en proporción al mismo mes de abril del año 2021 con un -9%.


Además, se puede ver cómo los colectivos de población que siempre se ven más perjudicados comienzan a mejorar su empleabilidad. Donde son las mujeres en quienes impacta en mayor medida el descenso en el año con 10.951 desempleadas menos, mientras que los hombres ven un descenso de 7.855 desempleados menos. Aunque sí es verdad que en el mes de abril estos datos se invierten, y la mayor caída se produce en el género masculino con 2.127 desempleados menos, frente a la bajada de 1.714 de mujeres desempleadas; siendo más del 62% el paro femenino sobre el total de desempleo de nuestra región.

Por otro lado, este mes contamos con la bajada de desempleados en menores de 30 años con 1.086 parados menos, bajando la cifra a los 15.997; la más baja de la serie. Los parados de larga duración continúan descendiendo, donde este mes vuelve a bajar su cifra en 848, llegando a los 34.402 efectivos.


Datos que nos deben vislumbrar la oportunidad de seguir mejorando en positivo de la mano de la labor sindical, para lograr como mínimo converger con la media nacional en datos de desempleo.
Por sectores de actividad, destacamos que todos los sectores registran descensos, excepto los parados sin empleo anterior quienes ven sus cifras incrementadas.


• Agricultura: -1.595, un -14.51%
• Construcción: -315, un - 4.09%
• Industria: -230, un - 4.09%
• Servicios: -1.830, un - 2.80%
• Sin empleo anterior: 129, un 2.53%.


Centrándonos en la evolución mensual, varios factores contribuyen a dicha evolución:


El sector de la agricultura junto con el sector servicios, agrupan el 90% de la caída mensual. Es el sector servicios es el que lidera al resto de sectores (-1.830, un -2.80%); donde se da una bajada del desempleo en los sectores públicos. En segundo lugar, está el sector agricultura (-1.595, un -14.51%), con datos mucho mejor que en año 2021.


La construcción reduce sus personas desempleadas (-315, un -4.09%), pero de manera menos positiva que en el mismo mes del año 2021, donde puede verse afectada la subida de los precios de materiales del colectivo. A continuación, está la industria (-230, un -4.09%), donde sus datos se ven influidos por las mayores bajadas de la industria de la alimentación.


La caída del desempleo se ha centrado en grupos de edad, entre los que reflejan su mejor evolución son las personas trabajadoras de menos de 30 años (-1.086), que dirigen sus labores al sector servicios de hostelería (-129) y la agricultura (-509).


UGT insta a la protección de los puestos de trabajo ante las previsibles dificultades que el contexto internacional pueda seguir infundiendo, dotando a las empresas de la flexibilidad necesaria para mantener a los empleados y cuidar ante todo a la clase trabajadora, además de retomar la actividad ante los primeros signos de recuperación económica, implementando políticas activas que tengan y procuren estos fines.

Ante la adversidad económica, asegurar el empleo es crucial. Si bien es demasiado pronto para confirmar si este cambio en las tendencias de contratación será permanente, los buenos datos registrados ofrecen una luz de esperanza para un mercado laboral tradicionalmente dominado por el empleo eventual y el subempleo involuntario.


Terminar con la inestabilidad y la rotación laboral ofrecerá mejor calidad de vida de la población activa, liberándola de la incertidumbre en torno al empleo precario y a la insuficiencia salarial.