Rueda de prensa del secretario de Política Institucional, Francisco Morcillo, valorando los datos del paro del mes de noviembre

Versión para impresiónVersión para impresión

Rueda de prensa del secretario de Política Institucional, Francisco Morcillo, valorando los datos del paro del mes de noviembre 2020

El paro registrado durante el mes de noviembre arroja una cifra de 110.825 desempleados más en Extremadura, lo que supone un incremento respecto al mes anterior de 1.737 (+1,59%).

Todos los sectores tienen un comportamiento negativo a excepción de una ligera bajada en el sector de Agricultura.

  • Agricultura: -40 (-0,30%)
  • Construcción: 266 (3,21%)
  • Industria: 72 (1,14%)
  • Servicios: 1.270 (1,74%)
  • Sin empleo anterior: 169 (2,10%)

Por una parte, la comparación interanual arroja un muy mal resultado, acerca del que ya hemos comentado durante los últimos meses que vamos a tardar en recuperar, con un incremento del número de personas paradas de 8.623 (+8,44).

Como ya hemos comentado en meses anteriores, el dato interanual, que permite comprender la magnitud del daño causado por la pandemia, resulta menos útil para analizar su evolución, salvo que lo usemos en términos relativos, porque los meses de marzo y abril introducen una ruptura que va a tardar en recuperarse.

Si hacemos un análisis de los últimos 10 años de nuestro mercado de trabajo, podemos observar que los meses de noviembre han tenido comportamientos distintos según el año. En el 2019 se comportó similar al dato de este año, pero los años 2017 y 2018 tuvieron ligeras bajadas de desempleados.

Por sectores de actividad el mayor incremento se lo lleva servicios, como es habitual debido a que representa el mayor sector de nuestra comunidad.

Son dos actividades: en la Administración Pública con 752 parados más (+3,22%) y en hostelería con 373 más (+3,26%), los que prácticamente crecen en el sector de servicios. No entendemos la subida de la administración pública, que en los momentos que atravesamos deberían verse reforzados, aunque si es verdad que en el sector sanitario ha descendido en 46 parados respecto al mes anterior y tuvo un ligero crecimiento en el mes anterior, nos parece que sigue siendo una cifra insuficiente. El sector de la hostelería debido a la situación el comportamiento puede ser más normal, por eso desde UGT seguimos apostando para que los sectores que tengan más dificultades se sigan tramitando los ERTEs, para que no crezca más el desempleo en un sector como el de la hostelería que está atravesando serias dificultades.

El otro sector que mayor subida ha tenido dentro de servicios, es el de comercio, que, si bien en años anteriores bajaba el desempleo, este se ha incrementado en 131 parados más, cuando lo habitual en el mes de noviembre es que se reduzca sus desempleados por el inicio de las contrataciones de la campaña de navidad. Este sector tendremos que analizarlo en el mes de diciembre a ver cuál ha sido su comportamiento, si se han retrasado las contrataciones.

La subida en la construcción, con 266 parados más (+3,21%) es similar a la del año pasado. Pero nos parece preocupante porque habitualmente en el mes próximo es un sector que destruye mucho empleo debido al fraude de muchas empresas del sector de construcción que despiden a sus trabajadores debido a las fiestas navideñas. Por eso hacemos un llamamiento para que la inspección de trabajo controle esos despidos que consideramos que no se ajustan a ley.

En la industria el aumento es en 72 personas (+1,14%), sector raquítico en nuestra comunidad y encima no deja de subir los parados.

Consideramos que es el momento de apostar por un sector que genera un tipo de trabajo con menor precariedad que los otros sectores. Es importante que los proyectos que se estaban valorando en los últimos tiempos sean por fin una realidad.

Si no acabamos de tener un sector industrial más potente en nuestra comunidad los datos del paro serán siempre similares, debido a la poca estabilidad de los sectores que en la actualidad son los que tiran de nuestra economía en nuestra región.

El grupo de las personas sin empleo anterior incrementan sus personas desempleadas en 169 (+2,10%). Sector que consideramos que su crecimiento se puede basar en el retraso de la campaña de navidad.

Por género, en el mes de noviembre, el paro se incrementa en mayor medida entre las mujeres (+1.162) que entre los hombres (+575) debido a que la presencia de la mujer en actividades como la Administración Pública es más representativa.

Preocupante nos parece la situación de los parados de larga duración, no han parado de crecer en todo el año 2020. En este mes vuelven a incrementar su número en 2.542, siguiendo la misma dinámica comenzada en enero y llegando a los 48.961 efectivos, volviendo a volúmenes del año 2016.

Otro dato a tener en cuenta y viene a demostrar nuestra debilidad en el mercado laboral, es el dato de contratación, que se reduce un 9,33% respecto al mes de octubre con 4.076. La caída de los contratos en la hostelería la principal causa.

Los temporales, los más afectados por la crisis sanitaria, recogen un descenso del 7,64% (-3.155).

El 95% de los 38.125 contratos temporales de este mes siguen siendo de obra o servicio determinado o por causa de la producción.

5 de cada 10 contratos siguen teniendo menos de 15 días influidos por la importante representatividad de las contrataciones temporales de Extremadura (estas han supuesto el 96,2% del total de los contratos en el mes de noviembre).

Los datos de paro registrado no recogen el efecto del sostenimiento del empleo que se está llevando a cabo gracias a los ERTE negociados dentro del dialogo social donde está representado UGT, y que eleva la protección de las personas que, de otro modo, quedarían incluidas en el registro de desempleo.

Para UGT, en un escenario de nueva normalidad será imprescindible alterar las condiciones para que los contratos precarios -temporales y a tiempo parcial-, no se conviertan en el mecanismo de creación de empleo que utilicen las empresas en el periodo de recuperación de la crisis por COVID-19.