Objetivos de UGT Extremadura para el año 2022

Versión para impresiónVersión para impresión

OBJETIVOS DE UGT EXTREMADURA PARA EL AÑO 2022

La secretaria general de UGT Extremadura, Patro Sánchez, ha valorado en rueda de prensa las principales líneas de actuación del sindicato de cara al nuevo año.

El año 2021, ha sido un año de recuperación de derechos de las personas trabajadoras y pensionistas. Se subió el SMI, alcanzando los 965 euros, se derogó la reforma de las pensiones que ha traído la recuperación del IPC anual como índice de revalorización. Además de la garantía de sostenibilidad del sistema público de pensiones y la revalorización de las mismas en consonancia con el IPC.

Concluye el año 2021, con el acuerdo de la Reforma Laboral, que tanto ha devaluado los derechos laborales y salariales en nuestro país. UGT tenía tres grandes objetivos: la recuperación de la negociación colectiva, la lucha contra la temporalidad y avanzar en la estabilidad en el empleo.

El Salario Mínimo Interprofesional (SMI), debería haber subido a 1.000 euros ya el 1 de enero, la subida de los últimos años ha posibilitado el acercamiento al 60% del salario medio de nuestro país, tal como recoge la carta social europea, no es menos cierto que para enero de este 2022 se debería situar en los 1.000 euros y en el año 2023 alcanzar la cifra de los 1.063 euros al final de legislatura del actual Gobierno. Si no hay la mencionada subida para este año, tendremos que plantearnos movilizaciones. 

En materia de Reforma laboral, el empleo debe aumentar gracias al acuerdo de reforma laboral pactado en los últimos días del mes de diciembre y que “debe proseguir en una segunda fase para derogar el resto de las reformas laborales del PP”. La reforma a la que hemos llegado es una reforma positiva en relación a la negociación colectiva. Respecto a la contratación, hay un cambio sustancial con la situación que había antes, ya que ahora hay 3 modalidades de contratación: formación, indefinido y temporal.

Reforma que tiene que cambiar la situación del mercado de trabajo y que el contrato indefinido sea el general en este país. El Parlamento tiene que aprobar una reforma que está acordada con los agentes sociales.

No obstante, vamos a seguir negociando la derogación de la segunda parte de la reforma laboral del PP. Los despidos hay que causalizarlos y hay que subir su precio, restaurando los 45 días para los despidos improcedentes; hay que recuperar la tramitación previa de los ERE por parte de las administraciones públicas y aumentar los recursos de la Inspección de Trabajo.

Desde UGT Extremadura, coincidimos con la ciudadanía que considera que la mayor preocupación en Extremadura es el empleo. El paro registrado en el año 2021 cerro con la cifra de 92.203 parados en Extremadura. Reduciéndose el desempleo en 2021 en 20.476 personas, un 18,17% menos que en 2020. 

Consideramos que, con la entrada en vigor de las medidas urgentes para la reforma laboral, la garantía de la estabilidad en el empleo y la transformación del mercado de trabajo, cambien esta precariedad en la contratación en nuestra región.

El papel de la Negociación Colectiva es clave en la recuperación de salarios y de condiciones de trabajo, y en el reparto más equitativo de la renta y la riqueza.

Respecto a la situación de los convenios sectoriales en Extremadura, estamos pendientes de negociar 29 convenios sectoriales de 37. 

Otro tema importante para UGT Extremadura, es la seguridad y la salud laboral en los centros de trabajo que debe ser un eje fundamental de actuación de la administración pública. Para combatir la siniestralidad laboral en Extremadura consideramos necesario:

  • La modificación de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, para adaptarla a las nuevas realidades del mundo del trabajo que generan nuevos riesgos para las personas trabajadoras y subsanar las deficiencias que presenta.
  • Y la creación de la figura del delegado Territorial y/o Sectorial de Prevención de Riesgos Laborales, que es una propuesta que lanzamos a la administración estatal y regional, que ayudaría, sin duda a mejorar la prevención de riesgos laborales en las PYMES de nuestro país que no tiene representación sindical.

Para combatir la siniestralidad laboral, es necesario que el empleo sea de calidad, pues está demostrado que la precariedad en el trabajo mata y que las empresas cumplan con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en cuanto a formación e información a los trabajadores y trabajadoras y acometan en los centros de trabajo una buena evaluación y planificación preventiva. 

Otro aspecto prioritario a destacar para UGT es el posicionamiento que la mujer tiene en el mercado laboral en nuestra comunidad, teniendo en cuenta la tasa de empleo, sectores de actividad que ocupan (segregación ocupacional) y, por supuesto, las retribuciones que perciben y su incidencia en la brecha salarial. 

El 2021 cierra con 43 mujeres asesinadas por violencia de género siendo ya 1.125 desde enero de 2003, fecha en la que arrancó el registro oficial de los asesinatos machistas. En lo que llevamos de año, esta lacra no cesa, pues ya hay una mujer asesinada en el pasado día 9. Es primordial promover una educación de calidad y la sensibilización de nuestros jóvenes. La prevención es la única manera de detener la violencia antes incluso de que ocurra e incentivar hacia una sociedad futura que no discrimine por cuestión de sexo y la erradicación de la violencia machista.

Desde UGT Extremadura, esperamos que este año sea el del inicio de los proyectos empresariales anunciados por la Junta de Extremadura, así como atraer inversiones en sectores industriales que consideramos que pueden ser de mayor estabilidad en lo que respecta al ámbito laboral.

Por eso, una de nuestras reivindicaciones y así se lo hemos trasladado a los partidos políticos con representación en la Asamblea de Extremadura, es firmar en este 2022 un gran Pacto por la Industria en nuestra comunidad donde estén implicados la Junta de Extremadura, todos los partidos políticos con representación en la región y los agentes sociales y económicos. Ahora, con los Fondos Europeos de Reconstrucción, Extremadura no puede perder esta oportunidad.

No dejaremos de reivindicar unas comunicaciones dignas para la región, no solo ferroviarias, también aéreas y por carretera, infraestructuras acordes con lo que necesita nuestro desarrollo industrial.

Ponemos en valor el dialogo social que ha habido este último año entre la Junta de Extremadura, las organizaciones sindicales y la patronal de Extremadura, que ha cuajado en innumerables acuerdos que han repercutido en mejoras para la sociedad extremeña.

Para finalizar, agradecemos a los trabajadores y trabajadoras la confianza depositada en UGT, que han hecho posible que hayamos ganado las elecciones sindicales tanto en el cómputo anual y cómputo dinámico para seguir siendo el sindicato más representativo de Extremadura.

Gracias por la confianza,

¡Seguimos trabajando para defender vuestros derechos!