IPC junio, es URGENTE subir los salarios

Versión para impresiónVersión para impresión

IPC junio, es URGENTE subir los salarios

El IPC en Extremadura aumenta un 1,8% en el mes de junio, y la tasa interanual sube al 10,6%, 0,4% superior a la media nacional que se sitúa en 10,2%. Los salarios necesitan crecer y se deben incluir cláusulas de revisión salarial en todos los convenios para evitar la pérdida de poder adquisitivo de las personas trabajadoras.

Hoy, 13 de julio de 2022, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), obtenemos las variaciones del Índice de Precios al Consumo de Extremadura con base a junio del año 2022.

Los precios en la región siguen subiendo de nuevo en el mes de junio de 2022 y atacan directamente a la capacidad adquisitiva de las personas trabajadoras de nuestra región, desvelando la urgente necesidad de poner medidas a esta tendencia inflacionista abrumadora.

Los mayores incrementos en los precios en Extremadura se han registrado en transporte y vivienda, con avances de 5,3 y un 3,8 por ciento, respectivamente. Es preciso destacar que sigue subiendo desmesuradamente los precios de los carburantes.

Siguen subiendo de precio los alimentos y bebidas no alcohólicas, con un 2%, hoteles, cafés y restaurantes, con un 0,7%, al igual que menaje; y bebidas alcohólicas y tabaco, con un 0,2%, además de otros, con un 0,3.

Salvo en vestido y calzado, (por el periodo de rebajas), que descendió un -1,9 por ciento, y telecomunicaciones, con un descenso de una décima, en enseñanza, que se mantuvo estable, en el resto de sectores se produjeron aumentos.

Si se comparan los precios con los de hace un año, el transporte, con un 20,8%, y la vivienda, con un 20%, registran los principales incrementos. Le sigue muy de cerca la alimentación con un 14,7%. La hostelería también presenta un alza con un 7,5%.

Desde UGT, para evitar la pérdida adquisitiva y se pueda mantener la demanda y el crecimiento económico, es fundamental lograr subidas salariales más elevadas que las que se están produciendo, coherentes con la inflación.

Paralelamente, se debe extender el uso de las cláusulas de garantía salarial en los convenios colectivos, para afrontar la incertidumbre que presenta la evolución de los precios. Porque las personas trabajadoras no pueden ser las paganas de una inflación que no tiene su origen en los salarios, sino en el aumento de precio energéticos y la expansión de los márgenes de beneficios de muchas empresas.

Y, para proteger al colectivo de trabajadores más vulnerables, es imprescindible que se haga una apuesta decidida por incrementar el Salario Mínimo Interprofesional, cuyas recientes subidas han logrado una mejora de las condiciones de vida de aquellas personas trabajadoras con rentas más bajas y una reducción de las desigualdades, pero la elevada inflación está mermando ese impacto positivo.

UGT mantiene que hay que seguir protegiendo a las rentas más desfavorecidas y atajar el aumento excesivo de los márgenes de las empresas de los sectores energéticos y de otros que están aprovechando la situación para especular y elevar sus beneficios. En este sentido, considera que las medidas anunciadas en el Debate sobre el Estado de la Nación van en la buena dirección.

La patronal sigue con el bloqueo dentro del diálogo social para repartir los esfuerzos ante la crisis (el llamado pacto de rentas), UGT pide al gobierno que debe ser más incisivo. Ya llevamos advirtiéndolo, salarios o conflicto.

#IPC