Datos del paro mes de octubre

Versión para impresiónVersión para impresión

VALORACIÓN PARO OCTUBRE

El paro registrado durante el mes de octubre arroja una cifra de 2.527 personas desempleadas más en Extremadura que el mes anterior, haciendo una cifra total de 94.207.

El mes de octubre rompe la tendencia positiva de bajada de parados registrados en nuestra comunidad autónoma de lo que va de año, de forma que aumentan los parados por primera vez.

En términos de variación anual el descenso es de 14.881 desempleados menos que el mismo mes del año 2020. Si lo comparamos con el mismo mes del año 2019, año antes de la COVID, se aprecia una bajada en el paro de 6.507.

Por otro lado, no hay que olvidar que aún se encuentran en situación de ERTE más de 3.000 trabajadores que no entran en los datos de parados registrados.

Por sectores de actividad, se produce un aumento de parados en todos los sectores de actividad.

La agricultura tiene el mayor incremento en el mes de octubre, aunque su comportamiento es mejor que la del mismo mes del año 2020.

El sector servicios es el otro sector que encabeza la subida de parados, principalmente por las ramas administrativas +325, el sector turístico que incrementa su desempleo en 155 y el de sanidad y servicios sociales que es el de mayor subida con 513, esta última rama, ligado a la finalización de los contratos de sustitución de verano.

El sector de construcción tiene un ligero aumento de desempleados. Consideramos el dato preocupante, no por el número de parados de este mes y si por la demanda que en los últimos meses tiene el sector por parte de las patronales del sector de la construcción, afirmando que no encuentran mano de obra.

En la industria incrementa el número de desempleados debido a la ralentización en la industria agroalimentaria que es uno de nuestros principales referentes industriales.

Sin empleo anterior rompe la tendencia positiva de los últimos meses.

Por género, en el mes de octubre, las mujeres recogen el mayor incremento con 1.272 más, aunque la cifra de  hombres es similar con una subida de 1.255. El paro en el género femenino representa algo más del 63% del paro total en Extremadura. 

A nuestro entender es producido por la menor bajada en el sector de construcción, eminentemente masculinizado y por la extinción de contratos por parte de la administración pública, sector más ligado al género femenino.

Los jóvenes son un colectivo castigado en este mes de octubre con un aumento entre los menores de 30 años de 1.044.

Los mayores de 45 años es el otro tramo de edad que los desempleados suben considerablemente en 837 más.

Uno de los pocos datos positivos es el relacionado con los parados de larga duración, descendiendo por sexto mes consecutivo en 1.534. Las ramas donde más se concentran los parados de larga duración como viene siendo habitual son las ramas de Administración Pública y de hostelería.

Se han firmado 53.567 contratos, descendiendo la cifra de contratos firmados respecto al mes pasado un 9%, con 5.307 menos. La contratación indefinida ha aumentado en un insignificante 0,6 %.

Como viene siendo habitual la mitad de las contrataciones sigue siendo de menos de 15 días, debido al alto índice de contratos temporales que en el mes de octubre han supuesto el 95,62%.

Desde UGT, consideramos que, si queremos conseguir un crecimiento económico inclusivo y sostenible, a largo plazo, éste debe basarse ineludiblemente en la generación de empleo de calidad, y ello exige la derogación de la reforma laboral de 2012 y contar con un impulso decidido a las Políticas Activas de Empleo, necesarias para acabar con las altas cifras de paro, especialmente de larga duración, y con la precariedad que, de manera estructural, reinan en nuestro mercado laboral.

Los Fondos Europeos Next Generation EU, deben ser implementados cuanto antes de manera eficiente y transparente para impulsar proyectos que beneficien al conjunto de la población, incentivando la necesaria transformación del tejido productivo hacia un modelo que permita generar empleo de calidad, con salarios dignos y contratos estables, a la vez que luchar contra los retos tecnológicos y medioambientales a los que nos enfrentamos como sociedad.

Solicitamos también un Pacto Social y Político por la Industria en nuestra región, al considerar que es el momento oportuno para poder cambiar un modelo productivo de nuestra región, sin el cual los niveles de empleabilidad nunca podrán mejorar.