Rueda de prensa Paro septiembre 2020

Versión para impresiónVersión para impresión

Rueda de prensa del secretario de Formación y Empleo de UGT Extremadura, Ricardo Salaya, valorando los datos del paro del mes de septiembre.

La comparación interanual arroja un muy mal resultado, acerca del que ya hemos comentado durante los últimos meses que vamos a tardar en recuperar, con un incremento del número de personas paradas de 8.645, la primera cifra positiva para el mes de septiembre desde 2013, y la peor desde 2012.

En términos intermensuales, el incremento de la cifra absoluta en 590 personas es el mejor dato de la última década, que arroja un aumento promedio de 4.255, suponiendo el mejor dato respecto a agosto de la última década.

Por lo que respecta a la distribución por sectores, la mayor parte del crecimiento se concentra en el grupo: “sin empleo anterior”, con un aumento de 363 personas (+4.92%).

En el sector servicios, donde se produce una subida de 114 personas, encontramos grandes diferencias internas, con un ascenso de 306 personas en el la ramas relacionadas con el turismo que se ve compensado por la reducción (-472) en educación.

Menor es la subida en industria (+60), y muy destacables el escaso aumento en el sector agrario (+166), y la reducción en construcción en 113 personas paradas.

En cuanto a la distribución por sexo, el impacto en este mes es muy destacadamente negativo para las mujeres [+563 (+0.87%)], frente a los hombres [+27 (0.07%)].

Como conclusiones, podemos destacar la paulatina recuperación sostenida de los indicadores de paro registrado desde el mes de abril.

Pese a ello, el horizonte inmediato sigue dominado por la incertidumbre que inducen, por una parte, la evolución de la segunda oleada de la COVID-19 en que nos encontramos; los efectos sobre el empleo que pueda tener la finalización en enero del período de protección que están suponiendo los ERTEs por fuerza mayor, y el fin de las campañas agrícolas.

La reciente negociación de las medidas de protección de personas y tejido productivo desde los primeros momentos de la pandemia hasta ahora mismo, entre agentes sociales y económicos y el gobierno de la nación ha demostrado la capacidad de acuerdo y la conveniencia de, especialmente en los momentos de dificultad como los que vivimos, buscar el acuerdo y renunciar a las legítimas aspiraciones de cada quien en pro del bien común. Es una lección que nos gustaría que se aplicada la clase política.