el Día Internacional de las Personas de Edad

Versión para impresiónVersión para impresión

El 1 de octubre se conmemora el Día Internacional de las Personas de Edad.

En este día las organizaciones sindicales UGT y CCOO de Extremadura, queremos seguir reivindicando como lo hemos venido haciendo hasta ahora políticas favorables para este colectivo.

Este año es extraordinariamente diferente ya que nada tenemos que celebrar, y sí mucho que recordar, especialmente a todas esas personas mayores que han perdido su vida durante esta pandemia brutal en nuestra comunidad autónoma. Los datos a fecha 30 de septiembre son de 590 personas fallecidas por esta causa y de ellas más del 90% son personas mayores. Es imprescindible, iniciar el debate que debe llevarnos a formalizar inexcusablemente una Ley Integral de los Derechos de las Personas Mayores, ya su resolución a día de hoy es ineludible.

Las Federaciones de Pensionistas de CCOO y de UGT de Extremadura creen que es absolutamente necesario dedicar recursos económicos y materiales, para que las personas mayores tengan cubiertas todas las necesidades.

Hay que incidir en la urgencia de la reversión de los recortes iniciados en 2012, en el Sistema de Atención a la Dependencia, para recuperar e incrementar la intensidad de las prestaciones, así como, de la derogación de la reforma de las pensiones del año 2013 que sólo vinieron a mermar el poder adquisitivo de las personas pensionistas de nuestro país y de nuestra región. También es necesario el desarrollo e implantación de políticas públicas en materia de promoción de salud y atención socio-sanitaria que resultan imprescindibles para garantizar el envejecimiento de forma activa, puesto que afectan de forma directa al deterioro de la salud y las capacidades autónomas de las personas mayores. Y por supuesto la protección de los centros residenciales para que las personas mayores tengan una mayor protección frente al COVID 19 y que tan duramente han sido golpeados en este último tiempo.

Consideramos que estas reivindicaciones son de justicia, para el conjunto de pensionistas de nuestra región, que sirvieron de sustento económico de muchas familias y que en la situación que nos está tocando vivir resultan los más desfavorecido.